rubenjosebracho

Echa un vistazo al Tweet de @CNNEE: https://twitter.com/CNNEE/status/431182533116821504

Primer día, primera Oracion del #Ramadán Foto del dia de Vincent Kessler REUTERS via @euronewses Ramadán #Prayer #Islam #Muslim #Hope

Nuestro “Papa Pancho” continua en su revolucion de Ritos y Costumbres en el Vaticano.

Nuestro “Papa Pancho” revoluciona también el Jueves de Pascua. #Vaticano #Easter #Rome via euronews.com es.euronews.com/2013/03/28/el-…— Rubén Bracho. (@rubenbracho) 29 de marzo de 2013

Estoy plenamente seguro que a lo largo y extenso de nuestra Historia existencial, o lo que es lo mismo el desarrollo de la Humanidad, en algún momento de nuestras Vidas conocimos o nos enteramos de la existencia de un Ser con “similares” características de Martín Tinajero.

Muchos con la única esperanza de encontrar su Paraíso propio, pero ya no están en este mundo, y es posible que cerca de cada uno de nosotros y en este preciso instante, viva un Ser tan Noble  “tan claro de vivir lo que le tocara vivir” que nos transmita su Fe para nunca sentir temor ante ninguna adversidad.

Si lo anterior lo percibimos, lo sentimos de otro Ser, podremos sentirnos Bendecidos y Orgullosos de Nuestro Dios.

“La Leyenda”

“Creo… en las abejas que labraron su colmena dentro del corazón de Martín Tinajero…”.
Aquiles Nazoa

El corazón de Martín Tinajero siempre fue de miel. Desde pequeño.

Nunca conocí, ni conoceré, estoy seguro, a un ser tan tierno, tan delicado, tan claro de vivir lo que le tocara vivir y, ¡tan hombre! Menos, y perdone que se lo diga, a uno tan religioso como él. Vivía bien lo que fuera, y cristianamente. Nunca le oí quejarse de todos los trabajos y pesares que tiene nuestro oficio. Por muy dolido y enfermo que estuviera, siempre cumplía sus obligaciones de soldado. Tampoco, le sentí demostrar algún temor. Y, conociéndolo como le conocía, sabía que sus miedos los llevaba dentro. Y eran tantos, o más, que los que cualquiera de nosotros sentía. Pero su actitud era tan serena, tan de aceptar el momento que se le presentaba, que nos serenaba a todos. Como si estuviéramos ante Nuestro Señor Jesucristo amando a plenitud la voluntad de Dios Padre. Se lo puedo asegurar a Vuestra Merced, fray Pedro de Aguado, sin temor a equivocarme. Como le puedo asegurar de la luz de este sol que nos ilumina ahora. No sé, eso sí, si todo lo que le diga pueda servirle para su Recopilación historial de Santa Marta y Nuevo Reino de Granada de las Indias del Mar Océano, esa obra que usted está escribiendo, y que engrandece todos los sacrificios realizados por cada uno de nosotros en la conquista de estas lejanas tierras. ¿Su obra, si mal no lo recuerdo, ya va por el cuarto o quinto libro? ¿No es cierto? Gracias a su esmero, y al apoyo entusiasta de Nuestro Rey. Y, según me han comentado, llegará como hasta un noveno. ¿No es verdad? Bueno, disculpe que me haya desviado de la pregunta que me hiciera. Comienzo. Sepa usted que a Martín Tinajero lo conocí de toda la vida. Fuimos vecinos, casi nacimos y nos criamos juntos. Siempre fuimos amigos, “en las buenas y en las malas”, como se dice. Nuestros padres trabajaban en las mismas y productivas tierras. Como lo habían hecho nuestros abuelos, desde los abuelos de nuestros abuelos. De la fecha precisa de su nacimiento, no tengo ni la menor idea. Nunca la supe. Como, tampoco, sé la mía. Éramos de Écija, la sevillana ciudad de los valles de allá, por las orillas del río Genil, el principal afluente del Guadalquivir. La conocida “Ciudad de las Torres”, por la cantidad de campanarios que emergen entre sus techos de grises y rosadas tejas. “La ciudad del Sol”, como la llaman. O “La sartén de Andalucía”, como todos le decimos por sus elevadísimas temperaturas estivales. Disculpe. Me desvié de nuevo. Usted sabrá perdonarlo. Pero es que la memoria de la tierra donde uno nació como que se nos pega dentro. Y se extrañan sus aromas, sus colores, sus sonidos, sus sabores; sobre todo, cuando se está lejos de ella. Vuelvo a aquello que le interesa a Vuestra Merced, y que fue para lo que vino a preguntarme. Siempre creímos —tanto su familia como la nuestra— que Martín Tinajero iba a ser un franciscano, como usted. O, al menos, un religioso. Sus delicadas manos no eran para trabajar la tierra, salvo para amasar la arcilla. Y, ¡bien bueno que era en la hechura de tinajas! De ahí le viene su nombre —de su oficio— como a muchos de nosotros. También hacía otras piezas de nuestra cerámica tradicional, de la que se precian mucho los artesanos de Écija. Hay, incluso, parte de sus trabajos en las paredes y columnas de nuestras iglesias. Pero nunca podría decirle cuáles. No lo sé. Nunca me lo dijo y, por respeto a nuestra amistad, tampoco se lo pregunté. Supe, eso sí, porque él mismo me lo contó, que un día que estaba arrodillado ante el Santísimo Cristo de la Salud, en nuestras iglesias de San Gil, oyó una voz que le decía: “Tu corazón está destinado a una gran leyenda”. Él creyó que le llamaban para la vida sacerdotal y, con esa humildad suya, fue a hablar con el padre de la Iglesia de Santa Bárbara, donde está la imagen de nuestro Santo Patrono, San Pablo. Por parecerle lo más cercano a esos deseos, ya que este santo, también, había respondido a los llamados de una voz que le sonó de pronto. Él me pidió que le acompañara. Cuando llegamos, yo le esperé fuera. Aquello que iba a resolverse era sólo entre el sacerdote, él y Dios. Le aseguro a Su Merced, fray Pedro de Aguado, que Martín Tinajero, desde muy pequeño, siempre fue algo enfermizo. Por ello, a ninguno de los dos nos resultó extraño que, apenas el padre superior lo viera, detallara su contextura y, a una, le recomendara la búsqueda, por otros caminos, de la voluntad que parecía señalarle la voz que había escuchado. Así me lo comentó luego de salir del templo, cuando casi íbamos llegando a nuestras casas. Antes guardó total silencio, que no me atreví a cortarlo. Y así lo hizo. Le confieso que tampoco a mí se me hubiera ocurrido que iba a tomar el mismo camino que tomamos muchos de los jóvenes de nuestra época: la búsqueda de eso que llaman El Dorado. Pero así fue. Juntos nos embarcamos hacia estas tierras. Y juntos pasamos los primeros temores al irnos acercando cada vez más al borde del horizonte de la Mar Océano y, luego, ir cruzando el Mar de los Sargazos, a la espera de encontrarnos con los terribles monstruos que, siempre nos dijeron, habitan por esas aguas: ballenas blancas, tiburones azules, pulpos y calamares gigantes, incluso esos horribles seres llamados sirenas. Tengo claro que la mayoría de nosotros llevábamos los ojos puestos en las riquezas que pudiéramos obtener en esa empresa. Nada más, ni mucho menos. El oro, la plata, los diamantes y tantas otras riquezas encontradas, los frutos y animales nuevos estaban ahí, detrás de esos peligros, al alcance de todos, al beneficio de cada uno de nosotros. Para Martín Tinajero no. Él estaba seguro de que encontraría el Paraíso Terrenal en las nuevas tierras. Varias veces me lo dijo. Y a eso vino. Apenas llegados al Nuevo Mundo nos integramos a las huestes de los hermanos Welser. Bajo el mando de Nikolaus de Federmann. Hicimos la jornada que este conquistador realizó hacia el interior de las nuevas tierras que se iban conociendo. Por lugares aún desconocidos. Partimos de Coro y alcanzamos la región de Río Hacha a mediados de 1536. Le aseguro, Su Merced, que las dificultades fueron muchas, desastrosas. Nos encontramos caminando por enormes y enmarañadas selvas, hediondas ciénagas, desolados desiertos, cumbres altísimas y borrascosas. Ríos enormes, caudalosos y profundos, donde habitan desde unos peces llamados yacaré, cuyos cuernos son tan duros que no se pueden herir con cuchillo o flechas. En esos lugares descubrimos, entre otros animales, culebras ponzoñosas, hormigas bermejas y hasta alacranes, gusanos y arañas enormes, todas cubiertas de vellos y llenas de veneno, cuyo sólo contacto es sumamente peligroso. Y donde hasta los numerosos frutos, salvo que uno aprenda a esperar si lo comen o no las aves, como hacen los pobladores de estas tierras, pueden ser mortales. Y, por si fuera poco todo esto, ¡este calor siempre sofocante! Se perdió y murió la más gente de sed y de hambre. En medio de tantas penurias, sólo recuerdo el rostro sonriente de Martín Tinajero, quien, a pesar de hallarse enfermo, nunca se quejó. Nuestro capitán le había nombrado nuestro cocinero. A veces caminaba en búsqueda de comida mucho más que cualquiera de nosotros. Para solucionar nuestras necesidades básicas. En una de estas salidas le aquejó la enfermedad que tenía y murió de ella. Le enterramos en un hoyo que en invierno había hecho el agua. A vista y muy bien señalado. De modo que, para que a nuestro regreso, fuera avistado y reconocido desde lejos. Esto sucedió como para septiembre de 1536. Ha de haber sido en la región situada al sur del lago de Maracaibo. De eso estoy seguro. Nosotros seguimos avanzando, hasta que nuestro capitán Nikolaus Federmann decidió regresar directamente a Coro y ordenó al grueso de la hueste —los pocos, de tantos, que logramos sobrevivir— que marchase al mando del capitán Diego de Martínez hacia los llanos de Carora. Al regresar, cuando nos acercábamos al lugar donde el cuerpo de Martín Tinajero estaba enterrado, comenzamos a sentir cierto olor muy suave y agradable que ocupaba todo el campo. Como cuando en nuestras tierras se inicia la primavera, y se desatan los aromas de todas las flores. Pero le aseguro, sin exagerar, era mucho más que ello. Tanto era el ímpetu del tal aroma, que se percibía a más de cincuenta pasos a la redonda. Admirados de tanta maravilla, intentamos, pero no pudimos acercarnos a él. Nos lo impedía una colmena completa de abejas, de esas que crían miel. Nuestros asombrados ojos no podían creerlo: las abejas estaban anidadas en su corazón, íntegro aún, que parecía latir como si todavía estuviera vivo. Por eso le digo a Vuestra Merced, fray Pedro de Aguado, por lo que en el cuerpo muerto de nuestro Martín Tinajero se vio, él era un hombre bienaventurado, un gran siervo de Dios. Claro está que nuestros españoles y su capitán y caudillo llevaban los ojos en el oro, la plata, los diamantes y tantas riquezas que deseaban tener y, por ello, no tuvieron en cuenta este caso, ni siquiera vieron lo digno de llevar su cuerpo para darle eclesiástica sepultura. A mí, al menos, me queda el consuelo de haberle dicho todo lo que sé. Y, sobre todo, confirmarle lo que le decía al principio de todo esto que usted, al preguntarlo, me permitió que le dijera, y para que las generaciones futuras sepan de ello: el corazón de Martín Tinajero siempre fue de miel.

Muchas Gracias a su Autor, Armando Quintero Laplume por su mensaje, “para que las generaciones futuras sepan de ello”

A la Memoria de Nuestro Aquiles Nazoa por la Belleza del fragmento y todo lo que le inspiro esta leyenda.

Por tu aliento Su Estela, http://ikching.com  tus palabras “Una Maravilla, Hermosos y sublimes Sentimientos que compartir, y leerlo a viva voz”

Fuentes.

http://www.redescritoresespa.com/Q/quinterolaplume.htm

Letralia Tierra de Letras.

http://www.letralia.com

Una historia dura de los bochornosos hechos de la “segunda guerra mundial” pero recordarla hoy es un merecido Homenaje a este Americano Ejemplar, Gilberto Bosques “El Schindler Mexicano”

Gracias a la Cineasta Lillian Liberman  se le da su justo lugar en la Historia a este Diplomático, con un  hermoso título, EL Documental “Visa al Paraíso” La labor de un Cónsul Mexicano por Judíos y Españoles.

BIOGRAFIA.

Gilberto Bosques nació en Chiautla de TapiaPuebla. Participó en la rebelión de Aquiles Serdán en 1910. Tras el triunfo de la revolución se hizo político. En 1934, como diputado y presidente del Congreso de la Unión, respondió al primer informe de Gobierno del presidente Lázaro Cárdenas.

En 1939, cuando la República Española caía ante el embate franquista y la guerra se cernían sobre el resto de Europa, el presidente Cárdenas lo nombró cónsul general en París. Su misión real era convertirse en un enviado personal del presidente de México en Europa.

Bosques salió de París cuando la ciudad estaba a punto de ser tomada por los alemanes. Con amplias instrucciones para establecer el consulado donde le conviniera, viajó primero al sur y después a la costa norte. Restableció el consulado general primero en Bayona, pero cuando los alemanes ocuparon la zona se trasladó con su familia y el consulado entero a Marsella, en el Mediterráneo, dentro de la zona del Gobierno francés de Vichy, nominalmente independiente de los alemanes.

Su primera preocupación fue defender a los mexicanos residentes en la Francia no ocupada, pero pronto protegió también a otros grupos. Apoyó a libaneses con pasaporte mexicano y a refugiados españoles que buscaban huir de los nazis. De hecho, se cree que fue él quien convenció al presidente Lázaro Cárdenas de abrir las puertas de México a los republicanos españoles. Era tan grande la afluencia de refugiados que buscaban una visa mexicana que Bosques alquiló dos castillos (el de Reynarde y el de Montgrand) para convertirlos en centros de asilo mientras se arreglaba su salida hacia México. Entre 800 u 850 fueron alojados en uno de los castillos, mientras que en el otro quedaron 500 niños y mujeres. Poco a poco fueron saliendo los exiliados, a los cuales el Gobierno mexicano les ofreció la nacionalidad mexicana de inmediato en caso de que quisieran adoptarla.

Desde Marsella el embajador mexicano también tuvo que hacer frente al hostigamiento de las autoridades pro alemanas francesas, al espionaje de la Gestapo, del gobierno de Franco y de la representación diplomática japonesa, que tenía sus oficinas en el mismo edificio de la delegación mexicana.

El cónsul no quedó satisfecho, sin embargo, y amplió su apoyo a los refugiados antinazis y antifascistas. Al concedérseles visas mexicanas, las autoridades francesas los dejaban salir del país porque consideraban que ya no serían un problema político para ellas. Más complicado fue el caso de los judíos. El consulado ocultó, documentó y les dio visas a numerosos judíos, pero era mucho más difícil sacarlos de Francia.

Finalmente México rompió las relaciones diplomáticas con el Gobierno de Vichy. Gilberto Bosques presentó la nota de ruptura. Poco después el consulado fue tomado por tropas de la Gestapo alemana, que confiscaron ilegalmente el dinero que la oficina mantenía para su operación. Bosques, su familia (su esposa María Luisa Manjarrez y sus tres hijos: Laura María, María Teresa y Gilberto Froilán; entonces de 17, 16 y 14 años, respectivamente) y el personal del consulado, 43 personas en total, fueron trasladados hasta la comunidad de Amélie-les-Bains. Después, violando las normas diplomáticas, se les llevó a Alemania, al pueblo Bad Godesberg, y se les recluyó en un “hotel prisión”. Allí destacó la actitud de Bosques ante un funcionario alemán:

Le manifesté que todo el personal mexicano se sometería al reglamento que acababa de leernos, porque México estaba en guerra con Alemania y por ello éramos prisioneros de guerra. Que podía estar seguro de que no pediríamos ninguna excepción, ninguna gracia sobre esas disposiciones, pero que tampoco aceptaríamos ningún trato vejatorio, como acostumbraban ellos con los prisioneros.

Bosques llegaría a organizar conferencias e incluso una ceremonia del Grito de Independencia el 15 de septiembre. Después de poco más de un año, los mexicanos de Bad Godesberg serían canjeados por prisioneros alemanes.

Bosques regresó a México en abril de 1944. Miles de refugiados españoles lo esperaban en la estación de ferrocarril de la capital para recibirlo. Una crónica periodística de la época narraba:

Su júbilo zumbaba en el andén de la estación ferroviaria. Lo cargaron en hombros. Era al México generoso y libre al que ellos exaltaban en Gilberto Bosques.

Dentro de la lista de las mujeres y hombres salvados por el maestro Bosques, entre otros incluye a María ZambranoCarl AylwinManuel AltolaguirreWolfgang PaalenMax Aub,Marietta BlauEgon Erwin KischErnst Röemer y Walter Gruen.

Tras la guerra, Bosques fue designado ministro de México en Portugal, Finlandia, Suecia y, de 1953 a 1964, en Cuba, etapa ésta de la que se muestran fotografías del embajador mexicano con personajes como Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara.

Fuentes

http://mexico.cnn.com/nacional/2011/04/14/visa-al-paraiso-la-labor-de-un-consul-mexicano-por-judios-y-espanoles

http://es.wikipedia.org/wiki/Gilberto_Bosques

De, Stephanie y sus Amigos de Avaaz para el Mundo.

Queridos amigos y amigas,

A lo largo y ancho del Medio Oriente, en Bahréin, Libia, Yemen y cada vez más países en la región, regímenes autocráticos están tratando de aplastar brutalmente las extraordinarias manifestaciones pacíficas a la vez que imponen un bloqueo informativo. La línea entre la liberación y un terrible derramamiento de sangre es muy fina, y va a ser la habilidad de los manifestantes para lograr que el mundo sea testigo de su lucha lo que puede determinar el desenlace.

Avaaz está movilizándose con urgencia para lograr que las protestas se desarrollen a prueba de apagones informativos, proporcionando módems y teléfonos por satélite seguros, mini-cámaras de video, y radio transmisores portátiles, además de equipos de apoyo formados por expertos. Se trata de ayudar a los activistas para que puedan seguir difundiendo mensajes y vídeos en directo incluso cuando el internet o los teléfonos sean bloqueados, y así garantizar que el oxígeno de la atención pública internacional sigue alentando a estos audaces movimientos por el cambio.

Nuestra ventana de oportunidad para proveer asistencia se está estrechando rápidamente, a medida que los gobiernos se apresuran a sellar sus fronteras y cortar las conexiones de internet. Con 15,000 pequeñas contribuciones podríamos financiar tecnologías cruciales y equipos de expertos en apoyo de los que más lo necesitan. Colaboremos para reforzar el poder de aquellos que portan el destino del Medio Oriente en sus pacíficas manos.

Los conmovedores mensajes que recibimos en directo desde la Plaza Tahrir en El Cairo fueron vitales a la hora de mantener la atención pública mundial y difundir imágenes de la vergonzosa violencia que el régimen de Mubarak empleó contra los manifestantes egipcios. Mientras el mundo veía las escenas de protesta, fuimos cientos de miles los que nos unimos a la petición solidaria de Avaaz, la cual fue anunciada periódicamente por la cadena de televisión Al Jazeera (Al Yazira) para que el pueblo egipcio supiese del apoyo mundial a su lucha. Hoy, los líderes de las protestas en Egipto confirman que el saber que el mundo estaba con ellos les espoleó a continuar y contribuyó a evitar que los brotes de violencia se convirtiesen en verdaderas masacres.

Cuando el bloqueo al internet en Egipto se agudizó, Avaaz y organizaciones afines colaboraron para enviar equipos de internet a los organizadores en el terreno. En estos momentos, Bahréin, Libia y otros países están haciendo todo lo posible por imponer su propio apagón de internet, y nosotros tenemos la oportunidad de ofrecer una asistencia vital para lograr que dichos bloqueos no prosperen. Los equipamientos de comunicaciones y los equipos de apoyo formados por expertos ayudarán a los líderes de las protestas a organizar manifestaciones locales, a comunicarse con otros activistas en la región, y a proporcionar información al mundo entero durante cualquier apagón informativo. De esa manera, podrán servir de contrapeso esencial frente a la propaganda del régimen, a la vez que reciben una forma de protección mediante una mayor visibilidad y publicidad.

Y en el caso de que los profesionales de los medios sean expulsados, los manifestantes podrán mantener un canal abierto de información en directo por internet. Si logramos reunir los fondos necesarios, Avaaz podrá enviar inmediatamente los equipamientos tecnológicos y desplegar equipos de expertos en puntos clave de la región.

Día a día, las protestas crecen y se produce una escalada en las represiones violentas. Organizadores de las protestas coinciden en que los próximos días van a ser críticos para la supervivencia de estos movimientos populares pro-democracia, y que nuestro apoyo puede ser esencial. Hagamos una contribución ahora para ofrecer nuestra solidaridad más tangible a esta inspiradora explosión de poder ciudadano.

https://secure.avaaz.org/es/blackout_proof_the_protests/?vl

Hay momentos en la historia en los que lo imposible se transforma en inevitable. Tal y como ocurrió con la disolución de la Unión Soviética justo antes de su colapso, la ola de cambios que está barriendo el Oriente Medio resultaba inimaginable para la mayoría de nosotros hace apenas un mes. Pero el poder de la gente tiene su propia lógica y sus propios tiempos. Puede que muchos de nosotros no pongamos nunca un pie en el Medio Oriente, pero las esperanzas de sus gentes están entrelazadas con las nuestras y con las esperanzas del mundo entero. En periodos como el que estamos viviendo, nos llena de inspiración el saber que nuestra solidaridad, que manifestamos a través de nuestra esperanza y de nuestras acciones, puede acabar jugando un pequeño papel en una enorme transformación.

Con determinación,

Stephanie, David, Alice, Morgan, Ricken, Rewan, María Paz y el resto del equipo de Avaaz

MÁS INFORMACIÓN:

Brutal represión de movimientos democráticos en países árabes (Deutsche Welle Español):
http://www.dw-world.de/dw/article/0,,14855250,00.html

Masacre en Libia, bloqueo de Internet y móviles y ataque a Al Yazira (El Semanal Digital):
http://www.elsemanaldigital.com/cerca-de-200-muertos-en-libia-bloqueo-de-internet-y-moviles-y-ataque-a-al-yazira-112858.htm

Los yemeníes encaran el décimo día de protestas (La Sexta):
http://www.lasextanoticias.com/noticias/ver/los_yemenies_encaran_el_decimo_dia_de_protestas/330691

Crece la revuelta árabe y se endurece la represión (Clarín):
http://www.clarin.com/mundo/sangre-Crece-revuelta-endurece-represion_0_430757026.html

Bahréin: Poner fin a los ataques contra manifestantes pacíficos (HRW):
http://www.hrw.org/es/news/2011/02/17/bahr-poner-fin-los-ataques-contra-manifestantes-pac-ficos

Medio Oriente: una región en llamas (The Economist):
http://www.elpais.com.uy/110220/pinter-548464/internacional/medio-oriente-una-region-en-llamas/

Fuentes http://avaaz.org/

"Al fondo el Campanario de mi Iglesia Cristo Rey en Judibana"Preparados para Nuestro AprendizajeNuestro Festival GimnasticoMis Primeras Oraciones AquiMi Teatro antes de yo conocerlo y aun sin su techo final

El titulo de este post esta intrínsecamente ligado a una petición personal, hecha el pasado Año, a mi Prima Drocia Bracho que nació y reside igual que gran parte de mi Familia, en mi querida Paraguana.

Sucedió entonces  que en esos días conversaba en Caracas con la Directora de Arte de una Publicación muy importante Venezolana, y dedicada a estilos de Vida y guía de Entretenimiento, le hable del “Instituto Educativo Judibana” ubicado en el Estado Falcón Institución administrada y dirigida por los Padres Salesianos en los primeros Años de su fundación, le hable a ella entre otras cosas de algo muy significativo de esa Institución, y que por razones obvias no lo descubrí en mis primeros Años de Estudiante, todo esto solamente lo podemos descubrir, comentar y escribir después de nuestra formación Profesional, recuerdo en mi conversación  hice mucho énfasis en la Belleza Arquitectónica del Instituto construido para durar muchísimos Años y para impartir Educación Académica en los primeros grados.

Lamentablemente no tenía ningún soporte grafico para sustentar lo que quería transmitir, todo estaba guardado en mis pensamientos hasta ese momento, fue entonces cuando le escribí a mi Prima lejana para pedirle que tomara unas graficas y me las enviara.

Así de esa forma fue que recibí de ella la maravillosa respuesta del trabajo creado en el Año 2009 por un grupo de personas residentes en Paraguana para rescatar, publicar y motivar a otros a seguir alimentando un link, con la memoria histórica grafica y con opiniones sobre “Judibana, Campo Médico, Adaro, Comunidad Cardón, Zarabon de los Años 50 al 90”

Así lo describió su Creador Gustavo Chaparro Salas “Vale la pena darse un paseo por sus fotos o leer sus comentarios”

Confieso que no hay una extensa memoria grafica del Instituto a que hago referencia, pero es un trabajo Hermoso  Maravilloso y el link sigue alimentándose, por eso dejo aquí mi Agradecimiento a sus Creadores, y seguidamente más comentarios no literales de Gustavo Salas y uno muy Personal.

“Dirigido a todos, con el propósito de reunir a todas las personas que vivieron, convivieron y crecieron con estas Comunidades Paraguaneras”

¡También es para ti donde quiera que estés, aquí mis recuerdos de todo lo que te hable, y es posible que alguna vez pueda plasmar aqui, todo lo que vivi a traves de tu Pensamiento!

www.facebook.com/group.php?gid=42736043004


Fuente http://facebook.com 

Fotos fuente Mrs. Sharon Burke.


  • None
  • rubenjosebracho: Su, Gracias sinceras por tu opinión sobre este post, sabes esta labor humanitaria que asumieron y que asumen a diario Seres como tu y yo, el de logra
  • ikching: Excelente reseña histórica y gracias x compartirla, hechos como estos influyeron en muchas de nuestras familias. Saludos afectuosos:)
  • Mr WordPress: Hi, this is a comment.To delete a comment, just log in, and view the posts' comments, there you will have the option to edit or delete them.